Publicado el Deja un comentario

Un Taxi de la Marne en el 7mo Salón del Automóvil en la Rural. Por Juan Ignacio Escobar

Muchas veces el de apariencia más simple es el que tiene la mejor historia. Y asi es en el caso del Taxi de la Marne. En el salón del automóvil muchos pasaron por al lado de esta importante pieza de la historia mundial, diciendo: …¨Bah, esto es un taxi viejo, vamos a ver el hot rod¨… Que lástima, a veces, la falta de un cartel con un brief sobre el auto, o alguien que explique, hace que la gente, que no tiene por qué saber, se pierda de conocer una historia muy trascendente.

En los días que estuve en el salón del automóvil, traté de a quienes les interesaba compartirles mis pocos conocimientos sobre el famoso Taxi de la Marne también conocido como Renault AG-1.
DSC_2535.jpg
Quien escribe contando a un visitante y su hijo la historia de esta centenaria máquina.
Estos taxis, fueron producidos entre 1905 y 1910, aunque no se hicieron famosos hasta septiembre de 1914 cuando su entrada triunfal en la historia estaba a punto de suceder.
Ficha Técnica:
Motor: L2. 1205cc
Potencia: 8cv
Transmision: Manual
Producido de 1905 a 1910.
La Primera Batalla de la Marne y el ¨Ejército de los taxis¨
En la Primera Guerra Mundial, en los inicios de Septiembre de 1914, el General Joseph Gallieni se encontraba con la dura verdad de que los alemanes avanzaban sin cesar y debía frenarlos en lo que fue conocido como la primera batalla de Marne (del 5 al 12 de septiembre).
220px-Joseph_Gallieni_01
La logística era una pesadilla y necesitaba un medio para poder transportar tropas lo más rápido posible, y así fue como decidió decomisar todos los taxis de París y usar los mismos para trasladar efectivos de los regimientos 103 y 104 parte de la 7ma División de Infantería.
La acción fue realmente muy llamativa, y se le dieron muchos apodos, como el ¨ejército de taxis¨ entre otros.
Es necesario mencionar que fue una situación totalmente fuera de lo ordinario, aunque el momento de llegada de las tropas no fue ideal, por lo que muchos analistas militares dicen que si bien fue algo espectacular, no fue el factor decisivo en el resultado de la batalla.
El resultado de la batalla fue sin embargo una victoria para las tropas aliadas. Por lo que creo que algún impacto positivo tuvo.
Fue aquí donde el General Gallieni uso la expresión “Eh bien, voilà au moins qui n’est pas banal!” que significa, ¨Bueno, aquí hay al menos una cosa fuera de lo ordinario!¨.
La importancia de esta acción fue muy elevada, ya que la misma, se considera antecedente de la infantería motorizada y posteriormente de la infantería mecanizada, especialidad a la cual le debo gran aprecio y cariño por mi condición de reservista.
Creo realmente, que este simpático auto y su historia es una demostración de lo que sostenemos en Vieux, es una máquina, que por su historia, los hombres que estuvieron en ella y el drama que vivió es mucho más que una cosa, y es un medio para recordar y honrar aquellos no siempre tan buenos viejos tiempos.
Por Juan Ignacio Escobar

Deja un comentario