“Little Bastard” el Porsche 550 de James Dean. ¿Estaba maldito?

James Dean finalmente obtenía una máquina para correr. Lo que no sospechaba es que dicha máquina le traería el final de sus días.

Inicialmente iba a tener un Lotus Mk X, un auto espectacular para correr, pero este estaba retrasado.

Por dicha circunstancia se tuvo que conformar con un nada despreciable Porsche 550 Spyder.

Así empezaba esta cadena de eventos que terminaría con la muerte de una de las más emblemáticas estrellas de Hollywood de todos los tiempos.

El 550 Spyder de James tenía el apodo de “Little Bastard” y estaba pensado para correr en Salinas California.
“Little Bastard” fue preparado por George Barris. Tenía un número 130 en el frente, el lateral y la parte de atrás. Además tenía 2 franjas rojas en los guardabarros traseros.

El nombre fue responsabilidad de Bill Hickman y a Dean le gustó tanto que pidió que lo pinten en el auto.

james-dean-1955-silver-porsche-550-spyder-little-bastard.jpg

Para muchos fue en este momento cuando la leyenda comenzó.  Poco después de seleccionar el auto Dean le pidió a Alec Guinnes que mire el auto, y la no esperada respuesta de Alec fue que el auto era siniestro. Incluso insistió que si no se deshacía del auto iba a morir en una semana.

Sorpresivamente Alec tenía razón.

Ursula Andress, la chica del momento de nuestra estrella, se había rehusado a siquiera subir en el auto. Incluso Eartha Kitt y Nick Adams tenían sentimientos de incomodidad alrededor de la Spyder. Cuando Adams comunicó sus preocupaciones a Dean, la respuesta del actor fue: “Yo estoy destinado a morir en un auto de carreras”.

George Barris no se quedaba atrás y declaraba que el auto le daba sensación de desgracia.

Maila Nurmi (también conocida como Vampira) estaba horrorizada por el Spyder e incluso le dejó una nota en el parabrisas de advertencia.

La última de una larga lista de advertencias  que recibió Dean fue de su propio tío Charlie Nolan.

Porsche 550 james dean (10).jpg

Más que una simple premonición, yo creo que había una sensación de que el auto era demasiado para el actor. Es un auto sport de verdad y claramente la seguridad no era uno de sus principales atributos. Nos recuerda un poco al reciente actor Paul Walker quien también perdió su vida en un Porsche y para ser honesto, había un cierto principio de que se veía venir.

Supuestamente el pequeño bastardo iba a ser llevado en camión a Salinas pero a último minuto Dean tuvo la idea fatal de manejar hasta el lugar acompañado por su mecánico. El resto del grupo lo seguiría de cerca con una camioneta. Donde debería haber estado el.

Porsche 550 james dean (5).jpg

A las 15:30 horas, Dean fue detenido y recibió una multa por exceso de velocidad. 65 en una zona de 45MPH.

A las 17:59 Donald Turnupspeed (Si ese es su apellido) estaba manejando a casa en un Ford Custum Tudor Coupe de 1950 y estaba yendo en dirección contraria a la Spyder.

Porsche 550 james dean (7).jpg

Los dos autos chocaron frontalmente en la intersección de la ruta 41 y la 466.

Por la fuerza del impacto James Dean se rompió el cuello y junto con otras heridas fue trasladado al hospital. Murió en el camino.

Porsche 550 james dean (3).jpg

Su mecánico salió disparado del Porsche y sobrevivió el accidente con una pierna y una mandíbula rota sumadas a bastante daño interno. Sobrevivió para morir en otro accidente de auto en 1981.

Donald Turnupspeed sufrió daños menores y se opuso a la atención médica. Nunca habló del accidente.

El pequeño bastardo sufrió terribles daños. Se veía según los testigos como un paquete de cigarrillos aplastado.

Porsche 550 james dean (2).jpg

George Barris compró lo que quedaba de la Spyder y vendió el motor a Troy Mchenry y el chasis a William Eschrid.

Las dos cubiertas que sobrevivieron el impacto fueron vendidas a un hombre en New York.

Toda la situación está llena de rumores que incluso rayan en lo paranormal.

Porsche 550 james dean (1).png

Barris le prestó los restos del auto a la policia de caminos en varios lugares para desalentar el exceso de velocidad.

Porsche 550 james dean (6).jpgEn Octubre de 1956 los compradores del motor y chasis del pequeño bastardo fueron a correr con las partes instaladas en sus autos.

El Porsche de Mchenry se salió de control y chocó contra un árbol, muriendo instantáneamente. Recordemos que tenía el motor del “Little Bastard”.

Eschrid, el comprador del chasis, sufrió lesiones graves cuando su auto se salio de una curva en una carrera. Por lo menos no lo mató. Algunos dicen que no fue el chasis, pero… ¡Ay que coincidencia!

Las dos ruedas que fueron a New York explotaron al mismo tiempo provocando que el auto pierda el control y caiga en una zanja.

También hay una historia de que un buscador de souvenirs se corto su brazo cuando trataba de robar el volante del 550 mientras este estaba en un galpón.

Otro que también quería robar un pedazo fue lesionado durante el acto.

Se dice que mientras estaba en un garaje en Fresno este se prendió fuego, perdiéndose todo menos la Spyder.

Por si todo esto fuera poco, se comenta que durante una muestra en el aniversario de la muerte de Dean el auto se cayó del pedestal donde estaba siendo mostrado y lesionó a un estudiante.

Más tarde en ruta a Salinas un camionero, George Barhius, perdió control de su camión mientras transportaba al 550 Spyder de Dean. Chocó y murió cuando el “Little Bastard” se cayó de la cama y lo aplastó.

Porsche 550 james dean (4).jpg

¡Dos años mas tarde otro accidente fatal fue provocado cuando se volvió a caer de otro camión!

En 1958 un camión que transportaba al 550 Spyder tuvo una falla de frenos en una colina y destruyó los cristales de un auto que estaba estacionado detrás.

Durante una muestra de 1959 en Nueva Orleans el Porsche simplemente se desarmó en 11 partes. Barris, al parecer cansado por la situación, pidió que le devuelvan el auto y aquí se pierde el rastro por un tiempo del “Little Bastard”.

En el 50 aniversario de la muerte de James Dean la puerta del lado de pasajero fue mostrada en el museo VOLVO AUTO en ILLINOIS.

Es un misterio como encontraron la puerta.

Las partes mecánicas restantes se dice que las tiene un familiar de Dean pero nadie sabe bien quién. Hoy hay una recompensa millonaria por el auto y cada tanto aparece alguna parte en subasta.

Realmente este Porsche tuvo demasiadas coincidencias y es una historia ideal para una noche de miedo.

En honor a la ciencia, creo que era un auto demasiado sport, James no lo respetaba y sus amigos sabían que esto podría suceder. Recuerda un poco al pobre Paul Walker.

Porsche 550 james dean (9).jpg

En cuanto a las historias siguientes, claramente es un auto que altera a los demás por su contenido emocional y estaba bajo la lupa. En el fondo, la muerte de James Dean tenía que ser mágica y tan trascendente como su propia vida.

Para realizar esta nota se uso como fuente a Deb Andres del Archivo de autos embrujados.

Una verdadera historia para compartir con amigos, novia o familia mientras se disfruta de un buen whisky un sábado por la noche, reviviendo los no siempre tan buenos viejos tiempos.

Porsche 550 james dean (11).jpg


Deja un comentario