Publicado el Deja un comentario

Las Pin-UP Girls y los aviones. Por Juan Ignacio Escobar

Pocas cosas gritan aviación y Segunda Guerra Mundial tan fuerte como la imagen de una clásica Pin-Up girl pintada en la nariz de una bella aeronave.

Desde muy chico, y gracias a Dios, me encantaron las decoraciones clásicas de los aviones hechas con sensuales mujeres con vestimentas provocativas.
Es realmente la comunión de todo lo que a un hombre bien formado le debería gustar. Una linda mujer en un lindo aparato. Como decía cierto oficial instructor del Liceo, lo sencillo promete éxito.
¿Que es una pin-up Girl?
Una pin-up es una fotografía u otro tipo de ilustración de una persona (en este caso suelen ser mujeres) en actitud sugerente o simplemente sonriendo, saludando o mirando a la cámara fotográfica ( o artista) , que suele figurar en las portadas de revistas, cómic-books o calendarios, etc.
A las modelos que posan para estas obras se las denomina pin-up . Hoy en día no es común que una modelo se dedique exclusivamente a esto.
Son imágenes sugerentes que solo por gente poco iluminada puede ser considerada pornográfica. Aunque si debo decir que a mas de a un niño le hará volar la imaginación entre otras cosas.
En general se hacen fotografías, dibujos, acuarelas o pinturas.
Este concepto nació en los años 20 con la liberación femenina que estaba dándose en muchos puntos del mundo. La vieja y prohibitiva forma de ver a la mujer estaba dejando lugar a una forma mucho mas alegre de ver la vida.
Pero no fue hasta la Segunda Guerra Mundial que esta moda tuvo su BUM.
El estrés de los soldados ( incluyendo a todos los combatientes, pilotos, tanquistas, infantes etc…) necesitaba urgentemente de una pequeña válvula de escape, un pequeño lugar donde recordar el hogar, lo lindo, lo bello, y que mejor que una bella mujer para lograr dicho efecto.
Y así fue, las unidades, tiendas, tanques, aviones, y todo lugar donde un soldado podía colgar una imagen empezó a ser decorado con imágenes de bellas mujeres en poses sugerentes y alegres miradas.
Obviamente no paso mucho tiempo, para que algún mecánico con dotes artísticos empiece a dibujar en los aviones y vehículos estas bellas obras de arte.
Y así en algunos casos recordando bellas modelos, o tal vez una novia que esperaba en casa, fueron estas obras de arte encontrando lugar en las simpáticas narices de esas aeronaves que debían llevar al infierno ida y vuelta a sus valientes tripulaciones.
El uso de estas imágenes en aviones principalmente se conoce como ¨Nose Art¨ y es tal vez una de las cosas mas bellas de la cultura de la Segunda Guerra Mundial. Hay hoy en día coleccionistas exclusivos de estas obras y también un gran mercado, tanto de originales como replicas.
Tal vez el mas famoso sea el de Memphis Belle, conocido por la película y por ser una aeronave que cumplió un rol clave no solo por su acción operacional si no por la campaña de propaganda de la que fue parte. ( una campaña muy valiosa para el mantenimiento de la moral de las tripulaciones que sufrían grandes bajas y enfrentaban terribles desafíos)
En América del Sur hemos tenido 2 grandes artistas, el peruano mundialmente conocido Alberto Vargas, del cual mi padre tenia un libro, y debo reconocer me llamaba la atención y después el argentino Guillermo Divito.
Vargas.
En Vieux somos convencidos de que las máquinas son mas que simples conjuntos de piezas que cumplen una función, creemos que hay algo espiritual en ellas, algo mas que lo que uno ve, y seguramente, convertir a un simple bombardero B-17 en Memphis Belle, darle nombre, darle imagen, lo culturiza, le da un símbolo y hace que al menos en nuestras mentes que una máquina tenga aspectos y rasgos de persona.
Y como no hacerlo, si ella me va a llevar a bombardear Berlín donde me van a disparar y atacar, me va a acercar al infierno y traerme de vuelta, necesito confiar en ella, ella es mas que una cosa.
Es muy raro que un piloto, y hablo por ser uno, considere a su aeronave como una simple cosa, en general en momentos complicados uno hasta le habla, como si se tratase de una persona.
Y en general si uno cuida al avión y uno lo trata con cariño, el hará lo mismo con uno. (incluso si lo racionalizamos, uno trata mejor a las personas que a las cosas, por lo que querer la cosa, requiere darle un trato mas de persona).
En fin, en síntesis, es el espíritu máximo de vieux, la personificación de una máquina.
Por Juan Ignacio Escobar Tosi

Deja un comentario