Hace 70 años: Mi primera experiencia con un VW SCHWIMMWAGEN a los 14 (1944)

Por Federico Kirbus

Las noches están tranquilas como en plena paz, aunque las tropas soviéticas se encuentran a tan solo 60 kilómetros de distancia. Sesenta kilómetros, que es como de Buenos Aires a Luján. Como una peregrinación de una larga noche, o una hora en auto. Pero en la guerra para trasponer un trecho así se necesitan días o semanas.

Aunque la tranquilidad no es total. De la radio a válvulas con muchas frituras se oye, punto nueve, por el Soldatensender Belgrad (686 kHz), la voz de Lale Andersen en la nostálgica canción Lili Marlen (clic: https://www.youtube.com/watch?v=8btnYYDbkqQ) ,  que cantan los soldados de todos los bandos por igual.

Mirando hacia el Este, se ven en la lejanía las trazas parabólicas de los duelos de artillería.

Tropas alemanas viajan hacia el cercano frente de combate, otras retornan a la retaguardia. Nuestra casa con un gran jardín parque está un tanto alejada de las rutas principales, pero a menudo alguna compañía motorizada o pelotón se detiene y pide permiso para acampar por un día o dos bajo la frondosa arboleda a fin de dejar los vehículos ocultos bajo las plantas – por si un avión enemigo acertara en pasar.

Para un pibe de catorce un festival, el poder treparse a los vehículos. Los hay de todos tipos, pero uno de los carromatos me fascina porque tiene una la forma de un abrevadero o una bañera y atrás una hélice rebatible. Un suboficial me explica que si hace falta, flota en el agua y que se llama Schwimmwagen. Está hecho en el flamante KdF-Werk en Fallersleben (hoy Wolfsburg), donde nos habíamos suscripto, mi familia, para ahorrar cinco marcos por semana a fin de obtener un convertible azul (aún no se llamaba Volkswagen), razón por la cual sigo siendo hoy un anónimo y minúsculo accionista de la VW.

ads.jpg

Así fue como hace 70 años conocí el VW Schwimmwagen, con el cual, para mi sorpresa y alegría, me reencontré en la AUTOCLÁSICA 2004, más impecable que aquél cubierto de polvo y barro al que me trepé en nuestro jardín.

Copia-de-VW-Kübelwagen.jpg

qwqe.png

Poraj-f.jpg

Federico Kirbus


One thought on “Hace 70 años: Mi primera experiencia con un VW SCHWIMMWAGEN a los 14 (1944)

Deja un comentario