El primer auto que manejé en mi vida. Mercedes Benz 280SE W111. Por Juan Ignacio Escobar Tosi.

Hay momentos que marcan la vida de uno. Especialmente si se es un apasionado de los autos. Y tal vez uno de los mas importantes es la primera vez que se maneja un auto.Yo tuve la suerte de que mi viejo era, y es, un loco, loco mal, por los autos y obviamente quería transferir esa enfermedad a su hijo. Y se le ocurrió que la mejor manera era hacerme manejar cuando ni siquiera llegaba a los pedales.Pero no lo hizo de la típica forma, poniéndome sobre sus piernas. ¡No señor!Uso un Mercedes 280SE automático, y con solo el ralenti, me hacía manejar en los terrenos abandonados del ferrocarril, que luego sería el Tren de la Costa, frente a casa enseñándome mínimamente a maniobrar.

Tendría no se, a duras penas recuerdo otra cosa, aprox 7 años. Era un enano que no llegaba a los pedales y a duras penas podía mirar para adelante.El volante gigante, blanco, con sus cromados,bocina, acelerador y caja automática ocupaban gran parte de mi visión. El instrumental distraía y la estrella del radiador guiaba mi camino en lo que fue la primera vez que manejé un auto.Si hubo un momento en que nació mi amor por la marca de la estrella, fue este. Lo recuerdo hoy en día siempre que manejo mi 230E, o la 280slc. o el 190 2.3 en Mar del Plata.Para contar un poco de la máquina y que esta nota no sea un simple recuerdo de la infancia. Paso a mencionar algunos datos del modelo.El W111 fue una plataforma de Mercedes que se produjo entre 1959 y 1971. Había 4 puertas, coupé y convertibles. Los últimos dos producidos de 1961 a 1971.
Inicialmente fueron autos con motores de 6 cilindros en linea. Con una motorización de 2.2 litros.La coupé fue muy importante al ser lanzada en 1960 y rápidamente se la equipo con un motor de 3 litros.Sin embargo este sería reemplazado por el 2.8 litros, que a pesar de la menor cilindrada, era mas eficiente y daba mejor performance.La versión 2.8 era obviamente la 280SE como la que yo manejé y había con caja manual y automática. La nuestra era auto por eso pude disfrutarla a tan corta edad.Esta versión tenía unos nada despreciables 160 HP a 5500 revoluciones. Aceleraba de cero a cien en 13 segundos ( 10.5 la versión manual).
A pesar de su tamaño era un auto con buenas prestaciones y claramente la prioridad fue el estilo, el diseño, los detalles de lujo y un interior difícil de superar.Fue uno de los autos favoritos de mi viejo.Fue reemplazado por el Silvercloud 3 coupé que lo superaba en todos los sentidos y terminó siendo vendido.Hoy la recordamos con otros autos de la misma marca que tenemos. Pero realmente nos gustaría volver a tener una 280SE para revivir los buenos viejos tiempos.
Por Juan Ignacio Escobar Tosi.

Deja un comentario