Publicado el Deja un comentario

El emblema Alfa Romeo. Por el Prof. Lic. Enrique Escobar Tonazzi.

El escudo dividido que forma el emblema ALFA ROMEO es tan interesante y colorido como el famoso nombre que ostenta.

El escudo dividido que forma el emblema ALFA ROMEO es tan interesante y colorido como el famoso nombre que ostenta.
Por un corto tiempo, después de la Segunda Guerra Mundial, algunos Alfa Romeo fueron producidos con escudos de radiador fundidos en bronce, pobre sustituto para el colorido y tradicional en brillante esmalte.
Los emblemas en el escudo son los de la ciudad de Milán y de los milaneses Visconti, que se hicieron duques de Milán en tiempos medievales.
A la izquierda, el escudo lleva una cruz roja sobre fondo blanco. Una historia cuenta que sus origines se remontan a la Primera Cruzada, cuando muchos soldados milaneses marcharon con los Lombardos a Tierra Santa, encabezados por Giovanni del Rho.
Ellos decidieron (con muy poca originalidad) que una cruz roja debía ser su emblema, y la usaron en su bandera y sus corazas esperando distinguirse de los demás soldados.
El fondo blanco fue adoptado cuando hallaron que debían usar camisas blancas sobre sus armaduras para evitar que se calentaran bajo el sol de Palestina.
Esa es sólo una de las varias historias en conflicto sobre los orígenes de la cruz, y es notable que el escudo de los Visconti también fuera una cruz, pero con los cuatro extremos rematados por cabezas de serpiente, conjunto conocido en heráldica como “gringolado”.
A la derecha del escudo ALFA ROMEO se hallan las armas de la familia Visconti, luego reconocidas como emblema del ducado de Milán.
La descripción heráldica de éste es como sigue: “argent” (sobre campo plata), una serpiente “ondoyant” (ondulante) en pálido “azur” (azul), coronada con una corona ducal “or” (oro) y “vorant” (devorando) un niño de “gules” (rojo).
Existen, por lo menos, cinco leyendas que intentan explicar el origen de la serpiente:
Representa la serpiente que los lombardos llevaban como amuleto, en un pequeño estuche, o alrededor de sus cuellos.
Es el dragón que, a principios del siglo V, “molestaba” a la ciudad de Milán y a sus alrededores, y que fue atado y muerto por Uberto, caballero de Angera, supuesto fundador de la familia Visconti.
Es la víbora que se enrolló alrededor de la cabeza de Desiderio, Rey de los Lombardos, sin lastimarlo. Se cree que Desiderio fue un antepasado de los Visconti.
Es la víbora que se descolgó del yelmo de Azzone Visconti (que murió en 1339) en la batalla de Altopascio, y se deslizo por su cuerpo, sin atacarlo.
Representa el escudo ganado por Ottone Visconti, hijo de Eriprando, en su victorioso duelo contra un jefe sarraceno llamado Voluce, en la primera cruzada.
De cualquier manera, la ciudad de Milán tiene su propia versión del origen de su escudo:
Milán proclama que la víbora representa la serpiente de bronce que se dice es la que llevó Moisés en el campo de los Israelitas. Esta fue llevada a Milán, desde Constantinopla, por el Arzobispo Arnolfo II y erigida sobre una columna en la iglesia de Saint “Ambroggio” donde se encuentra hoy.
La figura en la boca de la serpiente es un rojo sarraceno, agregado cuando los victoriosos milaneses retornaron de la Cruzada en 1099.
Esta versión de la historia dice que la ciudad de Milán otorgó a Visconti el privilegio de usar su emblema en reconocimiento por sus heroicas acciones contra los sarracenos de oriente, y cuando los Visconti se convirtieron en Duques de Milán, pusieron el escudo de la ciudad junto a su propia cruz roja.
Afortunadamente, la evolución del emblema ALFA ROMEO desde 1909 en adelante es paulatina y ha cambiado poco a través de los años.
El escudo original llevaba escrito ALFA en el tope y MILANO en la base, en letras mayúsculas sobre fondo azul, rodeando los símbolos heráldicos. Dos sogas, anudadas en figuras de ocho, se ubicaron decorativamente entre las palabras a cada lado del escudo.
Posteriormente, la palabra ALFA fue reemplazada por ALFA-ROMEO (con el guión poco usado excepto en el escudo). La palabra más larga hizo necesario mover las sogas a las posiciones de “cuatro en punto” y “ocho en punto” y se las dibujó menos meticulosamente con la trama menos visible.
Cuando los famosos P-2 obtuvieron el Campeonato Mundial en 1925, el escudo se rodeó de gruesas hojas de laureles.
Más adelante, las hojas de laureles se retuvieron, aunque el paso de los años las fue volviendo menos lujuriosas.
En cambio las figuras decorativas de sogas se volvieron simples filigranas entre las palabras.
Algunos autos de los años 30 llevaban un escudo de radiador en que no aparecía la palabra MILANO y en su lugar la figura de sogas decorativas en ocho se ubicaba todo alrededor de la base del escudo.
En 1932 Alfa Romeo envió a Francia algunos chasis 8C-2300 para ser montados en sus instalaciones de París. Se los equipaba con sistema de encendido, iluminación e instrumental de origen francés, con el fin de reducir los recargos aduaneros.
Sobre el radiador se les aplicaba un emblema idéntico al original, pero con la palabra “MILANO”, reemplazada por “PARÍS”.
Con la aparición de la fábrica del Meridione, que construía los ALFASUD, todos los Alfa llevan la leyenda “ALFA ROMEO”, en la parte superior. Sin laureles ni sogas y en simple material plástico.
Por el Prof. Lic. Enrique Escobar Tonazzi

Deja un comentario