Chevrolet Corvette. Enrique Escobar Tonazzi.

En 1953, el Chevrolet Corvette fue lanzado por la General Motors como el único automóvil sport producido industrialmente en los Estados Unidos.

A través de los años el Corvette mantuvo la construcción de su carrocería en fibra de vidrio, pero ha evolucionado muchísimo desde la primera versión de 1953, propulsada por un motor Chevrolet de seis cilindros (C1).

A partir de la segunda serie (C2), los Corvettes ya reestilizados por el diseñador de GM “Larry” Shinoda, han recibido una variedad de motorizaciones V8 en manejables versiones “small block” o   brutales “big block” de más de 400 HP.

En 1968, apareció la tercera serie (C3), con un diseño totalmente renovado. También obra de  “Larry” Shinoda,  era la versión de producción de su “show car” de 1963, conocido como Corvette Sting Ray Mako Shark II.  Para el nuevo Corvette de serie, el diseñador nacido en Los Angeles en 1930, simplemente modificó ligeramente las líneas del Mako Shark II y obtuvo un resultado sensacional. También se modificó el nombre Sting Ray, que pasó escribirse como una sola palabra: “Stingray”.

Pronto estuvo lista la línea de producción en la planta de General Motors de St. Louis, Missouri y se mantenía un estricto secreto, antes de la presentación pública.  Pero, la firma de juguetes   Mattel, lanzó algunas semanas antes el primer modelo de su nueva línea de autitos, los famosos “Hot Wheels”, reproduciendo el nuevo Corvette. La sorpresa de GM fue mayúscula pero el lanzamiento – igualmente exitoso para el modelo real como para su versión Hot Wheels – provocó un impacto tan fuerte como inesperado.


Deja un comentario