Publicado el Deja un comentario

Asahi Pentax Spotmatic. ¨La cámara de mi papá¨. Por Juan Ignacio Escobar.

En esta vista lateral se destaca el comando que enciende el sensor de luz (sw).

Hay ciertas máquinas que con el pasar del tiempo y uso adquieren una inmensa carga emocional. Obviamente las que logran esta carga suelen ser aquellas que son de uso muy personal y se convierten en representantes de su usuario. Como un reloj, una cámara de fotos, un arma y, por que no, una moto o un auto. Pero suele ser una característica casi exclusiva de las que son portátiles de uso personal. Como el caso de esta cámara de fotos Asahi Pentax Spotmatic que pertenecía a mi padre, Enrique Escobar Tonazzi.

Asahi diseñó y presentó el prototipo de esta maquina fotográfica en la Photokina de 1960 revolucionando el mercado con algunas de sus capacidades.

La característica mas destacable de la  Spotmatic fue utilizar el muy avanzado fotometro ( sensor de luz) ¨spotmeter¨. El mismo consistía a diferencia de sus antecesores, de una célula interna que realizaba la medición a través del propio objetivo.

Si bien el prototipo de la spotmatic fue la primera en utilizar este sensor, las correcciones que tuvo que realizar para salir al mercado en 1964 la hizo ser la segunda frente a la Topcon RE Super, de Tokyo Kogaku, que en 1963 salió con el mismo sistema de sensor.

En 1964 la Pentax Spotmatic es lanzada por la casa japonesa y a pesar de no haber sido la primera con el sistema, supo explotar que el prototipo fue de ellos, lo que resultó en un éxito comercial.

Pentax_Spotmatic_camera_1
En estados unidos se lanzó como ¨Honeywell Pentax¨, siendo esta cámara la misma que la Asahi Pentax.

Fue tal el éxito, que durante el tiempo de fabricación de la Spotmatic, Pentax fabricó mas cámaras reflex que la suma de todas sus competidoras.

La cámara posee el clásico diseño de las Asahi que tuvieron desde su primer modelo Pentax. Todos los mandos se encuentran a mano del operador. Esto hace que las pentax sean consideradas por muchos las cámaras mas ergonómicas del mercado.

Vista superior de la pentax de mi padre. Se puede observar en la foto que el disparador automático se encuentra cargado. Interesante mecanismo el que efectúa el funcionamiento del mismo.
Vista superior de la pentax de mi padre. Se puede observar en la foto que el disparador automático se encuentra cargado. Interesante mecanismo el que efectúa el funcionamiento del mismo.

De derecha a izquierda vemos en la parte superior de la cámara una palanca de avance de película rápida y eficaz, que incluye dentro de su eje el contador de fotogramas, cuyo número se ve a través de una pequeña ventana, luego el disparador y para terminar el lado derecho, la rueda de velocidades, con valores de 1 a 1/1000 + B, en el mismo mando se encuentra el selectos de sensibilidades mediante una pequeña ventana que muestra la sensibilidad elegida, para poderla cambiar es preciso levantar el lateral del mando y girar, admite valores entre 20 y 1600 ASA.

Tenemos el pentaprisma con el logotipo con las letras “AOCO”, con un visor muy luminoso dotado de una pantalla de enfoque mediante doble imagen y un aro de microprismas, y en la parte izquierda el mando de rebobinado.

En esta vista lateral se destaca el comando que enciende el sensor de luz (sw).
En esta vista lateral se destaca el comando que enciende el sensor de luz (sw).

 

El sistema de medición de la exposición, caracteristica fundamental de la Spotmatic, funciona con una pila de mercurio tipo botón de ,35 V, modelo PX400, hoy prohibidas, pero puede transformarse para que admita pilas de 1’55 V de oxido de plata modelo 387S. El resto de la cámara es íntegramente mecánico.

Para medir la luz, se usa el método tradicional, se selecciona la velocidad (y la sensibilidad) y después, girando el anillo del diafragma, se hace que la aguja del fotómetro, que se ve dentro del visor, este centrada.

En esta imagen frontal podemos apreciar el disparador automático en su posición de descargado.
En esta imagen frontal podemos apreciar el disparador automático en su posición de descargado.

Este modelo tiene disparo retardado y sincronización de flash (a 1/60) tanto electrónico como de lámparas. Pero carece de montaje para accesorios. Por eso se ve que papá tenia el montaje para flash.
Originalmente salía con el Super Takumar 55mm f:1,8, un excelente objetivo. Papá a su vez tenia un teleobjetivo de 80-200. 4.5-5.6, OZUNON, japones con capacidad macro. Es realmente una lente de una construccion muy fina que supera incluso a muchos equivalentes de hoy en dia.

Teleobjetivo Ozunon.
Teleobjetivo Ozunon.

DSC_0034.jpg

La Spotmatic con su tele.
La Spotmatic con su tele.

Claramente estamos hablando de una cámara reflex que es tanto apta para la fotografía aficionada como la profesional. Y era exactamente lo que Enrique ( mi padre) estaba buscando a mi entender. Era una maquina muy noble, bien diseñada, avanzada para su época y con un sistema de lentes muy difundido.

La cámara con sus accesorios y caja original.
La cámara con sus accesorios y caja original.

Detalles técnicos:

Tipo: SLR pentaprisma
Origen: Japón
Año: 1964
Montura: Rosca de 42mm (Praktica)
Objetivos: Super Takumar 55mm f:1.8
Obturador: Plano focal horizontal
Tipo de película: 135
Enfoque: 0.45m a infinito
Fabricante: Asahi Optical, Tokyo, comercializada por Honeywell en los Estados Unidos.

La Spotmatic en acción

Maserati 4CL de Guillermo Vago en exposición en la Rural.
Maserati 4CL de Guillermo Vago en exposición en la Rural.

Para quienes lo conocen a mi padre, saben y lo recuerdan como un aficionado muy serio al automovilismo que nunca dejo de llevar su cámara a todas partes.

Mi padre es una persona seria de comportamiento profesional totalmente involucrada en el mundo del automovilismo, tanto clásico como deportivo, y como tal, siempre necesitó una fiel compañera de aventuras. Y si ,por si esto fuese poco, su actividad profesional era la de publicitario ( carrera y profesión de la cual es licenciado y profesor). Profesión que obviamente requiere de conocimientos avanzados de fotografía.

Michael Dellepiane con su Gardner en el circuito de Lobos.
Michael Dellepiane con su Gardner en el circuito de Lobos.

Es casi imposible olvidar esas épocas en las que el estaba con esta máquina colgada del cuello con sus clásicos Ray Ban o Serengueti, mientras por ejemplo me esperaba a mi volver de optimist cuando era un niño. Era la forma de reconocerlo. Y debo decir que no era un perfil fácil de confundir.

Muchos pensaran hoy en día, ¨sacar fotos es fácil¨, ¨hasta un celular las toma¨, y otras barbaridades mas.

Sport Prototipo Porsche en el autódromo, 1000 KM de Buenos Aires 1971.
Sport Prototipo Porsche en el autódromo, 1000 KM de Buenos Aires 1971.

Pero la realidad es que, sacar fotos es fácil, sacar buenas fotos es dificilisimo. Y hoy en día ya nos estamos olvidando, incluso quienes usamos cámaras digitales réflex, que con el rollo de fotos había una increíble limitación. ¡Eran en su mayoria de 36 fotos! Es decir que el que sacaba fotos debía tener un comportamiento digno de un francotirador, ya que tenia munición limitada, no como hoy en día con la tecnología digital donde sacamos miles y miles de fotos con la misma memoria y cambiamos la sensibilidad solo con un botón.

Enero de 1967, Carrera de Fórmula 3. Lotus en la entrada de la Base Naval Mar del Plata.
Enero de 1967, Carrera de Fórmula 3. Lotus en la entrada de la Base Naval Mar del Plata.

Mi padre uso esta cámara durante muchos años, tengo digitalizadas la mayoría de las fotos de el que se pudieron rescatar. Seguramente algunas se perdieron. Lamentablemente tienen muestras del paso del tiempo. Los colores un poco se arruinan y la digitalización muchas veces no hace justicia a lo impreso. Pero están ahí y son realmente hermosas.

Debo decir que nunca escuche a mi padre decir que la cámara le falló, ni que tenga algún problema con ella, y hoy en día esta totalmente operativa. Lo cual demuestra lo confiables que son. Si debo mencionar que habría que hacerle una limpieza y obviamente el paso del tiempo hace que se pierda pureza. Después de todo la mas mínima pelusa se ve gigante en una foto.

Carlos Mazzeo en su MG TC, Circuito El Santo, Mar del Plata, 1976.
Carlos Mazzeo en su MG TC, Circuito El Santo, Mar del Plata, 1976.

Esta cámara lo acompañó en su actividad profesional y también recreativa. Fue llevada a incontables rallyes, carreras en autódromos, trabajos, exposiciones, ademas sacó fotos familiares y de mi tanto navegando a vela como volando aviones.

Siempre fue en el fondo una extensión del ojo de mi padre. Cuantas cosas habrá presenciado. Cosas que se y que nunca sabre. Pero ella las vio. Y hoy esta en mi repisa, conociendo mas de mi historia y la de mi padre que yo mismo. Ella vio con su ojo todo lo que mi padre quiso atesorar.

Bugatti Type 37 de Buby Salzman, Circuito El Santo, Mar del Plata, 1976.
Bugatti Type 37 de Buby Salzman, Circuito El Santo, Mar del Plata, 1976.

Como reflexión final, un consejo, hay maquinas que por mas que vayan perdiendo su vigencia deben ser atesoradas y guardadas. Son mas que simples mecanismos, son parte de la historia, algunas son parte de la historia de un país, otras de la historia de una familia o de una persona. Hay que dentro de lo posible salvar a aquellas que de manera tan fiel nos sirvieron.

Esta simpática camara Asahi Pentax Spotmatic, para mi es una excelente manera de recordar aquellos viejos tiempos.

Quien escribe. De niño siendo fotografiado en una Maserati por la Spotmatic de Enrique Escobar Tonazzi.
Quien escribe. De niño siendo fotografiado en una Maserati por la Spotmatic de Enrique Escobar Tonazzi.

Juan Ignacio Escobar

Deja un comentario